Cirugía bariátrica

 

header_bariatrica

La Fundación Favaloro brinda la infraestructura adecuada para el cuidado de los pacientes y sus necesidades específicas, con quirófanos, equipamiento diagnóstico y áreas de internación especialmente adaptadas. La Fundación es además un centro de medicina global que permite ofrecer atención a los distintos problemas asociados con la obesidad, en especialidades como Unidad Metabólica, Cardiología, programas de Prevención, Gastroenterología, Nefrología y Hepatología entre otros, con la ventaja de centralizar la historia clínica en un solo lugar.

 

Obesidad y cirugía bariátrica

La obesidad es una enfermedad, crónica, metabólica e inflamatoria caracterizada por un exceso de grasa corporal cuya distribución condiciona el riesgo de desarrollo de enfermedades asociadas que generan deterioro en la calidad y expectativa de vida. De esta definición se desprende la necesidad de tatar de forma efectiva la obesidad y dejar de lado su tratamiento por consideraciones estéticas. Teniendo en cuenta la baja efectividad de los tratamientos clínicos a largo plazo, la cirugía bariatrica surge como gold standard de tratamiento para los pacientes cuyo índice de masa corporal sea igual o superior a 40, brindando una alta tasa de descenso de peso y resolución de comorbilidades.

 

Etapas del Programa de cirugía bariátrica de la Fundación Favaloro

Evaluación: el paciente recibe una explicación acerca de las características de la cirugía, de sus riesgos y sus beneficios. Un equipo multidisciplinario estudia y diagnostica al paciente en los aspectos clínicos, nutricionales y de salud mental.

Preparación para la cirugía: comienza con un plan nutricional de descenso de peso intensivo para llegar adecuadamente a la intervención. El paciente debe asumir el compromiso de adhesión al plan y de cambiar su estilo de vida.

Cirugía: el procedimiento se realiza por vía laparoscópica (es decir, mediante pequeñas incisiones con la asistencia de video), lo cual reduce la posibilidad de riesgos y los tiempos de internación.

Después de la cirugía: En general, los máximos descensos de peso se consiguen aproximadamente a los 18 meses de la intervención. Por tratarse de una enfermedad crónica el paciente debe continuar con los controles médicos, con el firme convencimiento de que es necesario mantener una alimentación equilibrada y realizar actividad física para disfrutar de una vida plena y saludable.

 

El síndrome metabólico y la cirugía bariátrica

El síndrome metabólico se caracteriza por la combinación de una serie de factores de riesgo clínico que afectan al paciente, como la obesidad abdominal, alteraciones de grasas como el colesterol y/o triglicéridos en la sangre (displipemias), hipertensión arterial, dificultad en la acción de la insulina (resistencia a la insulina), trombosis e inflamación.

Cuando estos factores se asocian a un índice de masa corporal igual o mayor a 35 tiene indicación la cirugía bariátrica.

 

Cirugía metabólica

Se denomina de esta forma la cirugía destinada principalmente al tratamiento de la diabetes tipo II asociada a un grado leve de obesidad (IMC igual o mayor a 30, es decir obesidad leve tipo I). Estos pacientes experimentarán una marcada mejoría o incluso la curación de su diabetes previniendo futras complicaciones relacionadas con esta enfermedad crónica. Su cobertura no está incluída en el PMO. 

 

Técnicas

Las técnicas desarrolladas se realizan todas por videolaparoscopía. Las más desarrolladas son:

  • Bypass gástrico laparoscópico
  • Manga gástrica laparoscópica.

 

Coordinador General del Servicio de Cirugía Bariátrica

Dr. Juan Martín Riganti

>> Plantel Profesional

Lugares de atención

Anexo SolísSolís 461
Ciudad Autónoma de Buenos Aires