Fundación Favaloro y Fundación Jalil trabajaron juntos en una intervención cardiovascular

Fundación Favaloro y Fundación Jalil trabajaron juntos en una intervención cardiovascular

La alianza entre Fundación Favaloro y Fundación Guido Jalil realizó por primera vez en la provincia de Catamarca una intervención cardiovascular de reemplazo de válvula aórtica por cateterismo, en las instalaciones del Sanatorio Pasteur de San Fernando del Valle de Catamarca. Esta unión tiene como objetivo mejorar la calidad de la salud de los catamarqueños, brindando medicina de alta complejidad y haciendo prevención de la salud.

La intervención cardiovascular estuvo encabezada por el Dr. Oscar Mendiz, director del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular del Hospital Universitario Fundación Favaloro, y el equipo de Cardiología Intervencionista del Sanatorio Pasteur, dirigido por la Dra. Lorena Villagra.

“Se trató del reemplazo de válvula aórtica por cateterismo, a través de una punción en la arteria femoral con un dispositivo que permitió cerrar el diminuto orificio, sin cortar. Y con el corazón en funcionamiento, pudimos colocar una válvula dentro de la propia del paciente, la cual se había cerrado por el envejecimiento y el depósito de calcio, lo cual produjo una estrechez de la válvula y por lo mismo, a la sangre le costaba salir del corazón, el cual comienza a disfuncionar. Esta patología generalmente presenta una alta tasa de mortalidad o mala calidad de vida”, describió Mendiz.

Agregó además que cuando esto sucede, el paciente se tiene que operar y cambiar la válvula por cirugía, lo cual se viene realizando hace más cincuenta años. Sin embargo, “existe un grupo de pacientes de edad avanzada o con otras patologías asociadas que hacen que la cirugía sea muy riesgosa. Entonces, este tipo de procedimientos, que no teníamos hace 6 ó 7 años, nos permite devolverles la posibilidad de vivir y tener una mejor calidad de vida”, dijo. 

La válvula se colocó exitosamente y quedó con el resultado adecuado. Esto se puede medir en la desaparición de la diferencia de presiones que hay entre el corazón y la aorta. El paciente está bien, sin complicaciones, con una internación mínima de 2 ó 3 días. De cualquier forma, el resultado final de un procedimiento de estas características se evalúa a los 30 días”.

Por su parte, la Dra. Lorena Villagra subrayó que también hay que realizar una serie de estudios previos en el paciente, más allá de que tenga alto riesgo quirúrgico, para evaluar si efectivamente califica para el implante de la válvula. 

“Son procedimientos que parecieran simples -el del reemplazo de la válvula aórtica tardó aproximadamente 45 minutos- pero requieren de una estructura sumamente compleja, desde equipamiento con una tomografía y angiografía de alta definición, ya que la precisión en el implante es extremadamente importante. A su vez, deben estar acompañados por técnicos altamente calificados para su manejo. Para la realización de este procedimiento, se complementó con profesionales de diferentes especialidades de la Fundación Favaloro”.

El doctor Mendiz reiteró que este tipo de prácticas es algo nuevo y que requiere un entrenamiento absoluto. “Es algo que la sociedad debe valorar y apoyar, que se pueda realizar aquí en Catamarca, sin necesidad de viajar a otras partes, de dejar de trabajar o trasladar a la familia. Se pueden realizar con los mismos resultados que en Buenos Aires, por ejemplo. Los seguros de salud tienen que apoyar, estos procedimientos son una realidad y sirven para la salud de la gente. Hay que discutirlo para que sea accesible para todos. Hay que ser precisos con las indicaciones, no usarlo en los que no lo requieren y cuando sea así, debe tener los resultados esperados”. Y enfatizó: “Esto es lo que debe entender la gente, los funcionarios. No puede ser que en el interior de la Argentina haya una medicina que sea diferente a la medicina de Buenos Aires”.

Fuente: “Médicos realizaron una inédita intervención cardiovascular”, El Ancasti, 08/10/17.