Kinesiología y
Estimulación Temprana

El Servicio de Kinesiología y Estimulación temprana brinda una terapéutica interdisciplinaria específica para niños y adolescentes que padecen trastornos neuromotores asociados con problemas cognitivos y/o emocionales, con el fin de posibilitar su integración social dentro de la familia, la escuela y la comunidad.

El equipo de profesionales trabaja tanto en consultorios externos como en las áreas de internación.

 

Enfermedades para las que se brinda atención

El Servicio de Kinesiología y Estimulación Temprana brinda atención para pacientes con:

  • encefalopatías
  • parálisis cerebral
  • trastornos del desarrollo asociados con prematurez
  • mielomeningocele
  • síndromes genéticos y congénitos (síndrome de Down, síndrome de West, síndrome de Angelman, etc.)
  • retrasos madurativos
  • enfermedades neuromusculares
  • alteraciones de origen periférico (parálisis braquial obstétrica, enfermedad de Charcot-Marie-Tooth, etc.)
  • trastornos del desarrollo psicomotor.

 

Tipos de evaluación

La Fundación Favaloro ofrece los siguientes tipos de evaluación en el área de Kinesiología y Estimulación Temprana:

  • Evaluación del tono muscular
  • Evaluación de postura y movimiento
  • Evaluación de intervención temprana (para niños recién nacidos y hasta los 36 meses): A través de diversas pruebas se estima la edad madurativa del niño. Se evalúa el área de motricidad gruesa, motricidad fina y percepción, cognitivo, social-emocional y cuidado propio.
  • Evaluación del perfil psicomotor: Se analizan las funciones de coordinación viso-manual, coordinación dinámica, control postural y organización perceptiva.
  • Evaluación de equipamiento adaptativo: según la problemática de cada niño se indican ortesis, andadores, bastones, bipedestadores, silla de ruedas, etc. para lograr mayor independencia con un adecuado control postural.

 

Metodologías de tratamiento

El espacio de la Estimulación Temprana busca desplegar un juego donde el bebé se reencuentre con sus padres, mientras el terapeuta observa los aspectos instrumentales, el desarrollo emocional y cognitivo del bebé en la relación con sus padres y el medio. El terapeuta interviene jugando, tocando, esperando, escuchando.

La Neurorehabilitación, por su parte, es un proceso tendiente a lograr resultados funcionales con un enfoque interdisciplinario. El proceso terapéutico es estructurado como un programa altamente individualizado.

Para la metodología de tratamiento se seleccionan los métodos terapéuticos más apropiados para cada paciente en particular. En el proceso de rehabilitación son fundamentales el compromiso y la participación de la familia o tutores.

Lugar de atención

Anexo SolísSolís 461,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires