Qué es el colon irritable, la enfermedad que aqueja a la influencer Delfi Ferrari

Qué es el colon irritable, la enfermedad que aqueja a la influencer Delfi Ferrari

El doctor Fabio Nachman, Jefe del servicio de Gastroenterología de la Fundación Favaloro y Vicepresidente de la Sociedad Argentina de Gastroenterología, explicó qué síntomas posee la gente con ese trastorno y si tiene relación con la pérdida de peso.

Hace algunas semanas, las publicaciones de Delfi Ferrari en las redes sociales despertaron varias críticas entre algunos usuarios de Instagram que acusaron a la joven de “promover la anorexia y la bulimia”. Frente a estas acusaciones, la influencer escribió un fuerte descargo, donde reveló que no sufre problemas alimenticios, sino que tiene colon irritable.

¿Pero de qué se trata realmente este trastorno? Fabio Nachman (MN 96066), Jefe del servicio de Gastroenterología de la Fundación Favaloro y Vicepresidente de la Sociedad Argentina de Gastroenterología, explicó a Canalnet.tv que “el intestino irritable engloba distintas manifestaciones, que pueden ser: diarrea, constipación, alternancia del ritmo evacuatorio, distención abdominal, dolor abdominal, entre otros”.

Según indicó, es un mal que “aqueja al 12% de la población mundial”, y agregó que  “más del 25% de las consultas a especialistas son por intestino irritable”.

Sobre los métodos que existen para enfrentar el malestar, Nachman explicó: “Hay diferentes tipos de  tratamientos, pero el que más popularidad ganó es la dieta. Cada vez se sabe más del intestino irritable y se observa que hay muchos alimentos que tienden a generar cierta fermentación en la flora intestinal y eso está muy vinculado con lo que uno ingiere”. Y detalló: “Muchas veces los lácteos y las harinas tienden a generar cierto disconfort”.

Sin embargo, remarcó que en principio no existiría una relación directa entre el colon irritable y la pérdida pronunciada de peso. “Que alguien pierda peso ya prende señales o banderas rojas”, aseguró el Jefe de Gastroenterología de la Fundación Favaloro. E insistió: “Cuando hay pérdida de peso, anemia o alguna defecación con sangre se prenden banderas rojas porque no debería perderse peso”.

“Si bien es cierto que a veces con el intestino irritable uno le da una dieta a un paciente para que se sienta más cómodo, podría llegar a perder algo de peso… pero no una pérdida tan marcada. La fuerte pérdida de peso prende la luz roja”, cerró Nachman.

Fuente: www.canalnet.tv