Cirugía de los nervios
periféricos y plexos

foto_paginternas

Las lesiones de los nervios periféricos —síndrome del túnel carpiano, lesiones de plexo braquial, entre otras—, causadas por traumatismos o compresión de los nervios, ocasionan distintos grados de deficiencia y discapacidad.

En la actualidad, los desarrollos técnicos y los conocimientos resultantes de décadas de investigación clínica aportan muchos beneficios para el tratamiento de estas lesiones. Sin embargo, es fundamental que tanto el diagnóstico como la terapéutica sean efectuados en forma correcta y en el momento adecuado.

El Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro cuenta con un equipo multidisciplinario especializado en la patología quirúrgica del sistema nervioso periférico. La experiencia e interacción de este equipo hacen posible que se pueda ofrecer un arsenal terapéutico significativamente más amplio que si cada especialista trabajara en forma aislada.

El equipo está dirigido por un neurocirujano e incluye a cirujanos generales, ortopedistas, cirujanos plásticos, neurólogos, neurofisiólogos, fisiatras, kinesiólogos, terapeutas ocupacionales, psiquiatras y psicólogos.

 

Diferentes tratamientos para cada tipo de lesión

El servicio de Cirugía de los Nervios Periféricos y Plexos ofrece distintos tratamientos para los diferentes tipos de lesión que presenta el sistema nervioso periférico.

En lesiones crónicas, como el síndrome del túnel carpiano y el síndrome cubital, se comienza con tratamiento kinesiológico, fisioterápico, analgésico, además de reposo y de un cambio de hábitos. De no conseguirse los resultados deseados se indica una cirugía mediante la cual se cortan y separan los ligamentos o tejidos que comprimen al nervio para liberarlo.

Las lesiones agudas como las lesiones de plexo braquial o las lesiones del nervio facial causadas por traumatismos por lo general se resuelven con kinesiología y fisioterapia. De no haber una mejoría clínica entre los tres y seis meses luego de haber iniciado el tratamiento, se realiza la reparación quirúrgica del nervio o plexo.

Otra complicación que puede originarse en los nervios periféricos son los tumores, que por lo general son benignos. Para su extracción se utilizan técnicas de microcirugía que no alteran el funcionamiento del nervio que les da origen ni provocan secuelas en el paciente. Para los raros casos de tumores malignos, la cirugía se complementa con quimioterapia o radioterapia, según la decisión que se tome junto con los oncólogos y radioterapeutas.

 

¿Cómo trabaja el equipo multidisciplinario de cirugía de los nervios periféricos y plexos?

La evaluación inicial del paciente la realizan un neurólogo y un neurocirujano, quienes en conjunto deciden si se requiere o no tratamiento quirúrgico.

Las cirugías del sistema nervioso periférico son realizadas también por un equipo multidisciplinario. Durante la cirugía se realiza un monitoreo neurofisiológico para ir controlando la respuesta de los nervios.

Toda cirugía del sistema nervioso periférico se complementa con una posterior rehabilitación, componente fundamental del tratamiento. En ella intervienen fisiatras, terapeutas ocupacionales y kinesiólogos, además de los especialistas médicos que realizan controles frecuentes.

Durante toda esta etapa los pacientes y sus familiares cuentan con el apoyo de psiquiatras y psicólogos, que completan este abordaje integral y contribuyen así a lograr los mejores resultados en el tratamiento.

Jefe del Departamento de Neurocirugía

Dr. Jorge Mandolesi

 

Coordinador

Dr. Javier Salazar

Lugar de atención

Anexo SolísSolís 461,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires