Trastornos del sueño

Polisomnografía y otros estudios diagnósticos para los trastornos del sueño

foto_paginternas

El abordaje de las enfermedades del sueño, se realiza, en primer lugar, mediante una adecuada historia clínica enfocada en los hábitos, síntomas y signos que acompañan a los trastornos del dormir. Los tests y técnicas de registro -todos ellos incruentos- permiten evaluar la cantidad, calidad y alteraciones del sueño de la persona que consulta.

El estudio del sueño nocturno (polisomnografía) es una herramienta que brinda al médico los elementos necesarios para llegar al diagnóstico y establecer el tratamiento. La polisomnografía es utilizada para estudiar a pacientes de todas las edades, desde los recién nacidos hasta los adultos mayores.

 

Técnicas diagnósticas más utilizadas

  • Polisomnografía diurna con o sin oximetría (siesta de 3 horas)
  • Polisomnografía nocturna con o sin oximetría
  • Polisomnografía nocturna con oximetría y titulación de CPAP-BPAP
  • Polisomnografía de noche partida ( Split Night )
  • Polisomnografía neonatal
  • Polisomnografía ambulatoria (domiciliaria asistida por técnico)
  • Polisomnografía ambulatoria en pacientes internados
  • Holter de sueño (polisomnografía Holter, no asistida)
  • Video-polisomnografía
  • Registros poligráficos prolongados (12 a 16 horas)
  • Test de Latencias Múltiples del Sueño (TLMS)
  • Estudios actimétricos (actigrafía)
  • Evaluación pautada del insomnio.

 

¿Qué es una polisomnografía? – Preguntas frecuentes

La polisomnografía es un estudio que no representa dolor para el paciente, mediante el cual se evalúan simultáneamente diversas variables fisiológicas (actividad cerebral, cardíaca y respiratoria, tono muscular, movimientos oculares, movimientos anormales, sonidos, etc.) mientras la persona duerme.

Durante el sueño el cerebro está sumamente activo y las ondas cerebrales van cambiando de forma y velocidad a medida que transcurre la noche.

Cerca de 120 trastornos del sueño afectan la salud y calidad de vida de las personas. Muchas veces esos trastornos pasan desapercibidos a menos que se realice una consulta a tiempo. Estos trastornos incluyen problemas para quedarse dormido o para seguir durmiendo, problemas para estar bien despiertos durante el día, o para seguir horarios de sueño/vigilia razonables, caminar nocturno, mojar la cama, pesadillas y otros problemas que interfieren con el buen dormir. Algunos de estos trastornos son potencialmente fatales. No son problemas menores, aunque tengan solución.

¿Qué es un estudio del sueño?

Es el monitoreo de las ondas cerebrales y otras funciones del cuerpo mientras se duerme. Estos estudios son herramientas idóneas para el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del sueño. Con frecuencia cuando la gente dice “estudio del sueño” se refiere a un estudio que se realiza en un laboratorio del sueño que registra una noche de sueño. El término técnico para este tipo de estudios es “polisomnografía”.

¿Para qué sirven los estudios del sueño?

Los estudios del sueño se utilizan para diagnosticar diferentes tipos de trastornos del dormir. El más común es la apnea obstructiva del sueño, pero no es el único.

Un estudio del sueño busca descubrir si usted tiene alteraciones en las ondas cerebrales, en la respiración, cómo son sus ronquidos, si mueve mucho las piernas, si tiene movimientos o conductas extrañas y si la estructura y calidad de su sueño son adecuadas. En otras palabras, si usted está más o menos bien pero se siente cansado por la mañana, o lucha para estar despierto durante el día, el estudio del sueño descubre lo que está saboteando la calidad de su sueño.

Si me duermo cuando quiero, ¿cómo podría tener un problema del sueño?

Quedarse dormido es solo una parte del buen sueño. Si sigue cansado después de dormir toda la noche o tiene problemas para estar despierto durante el día, existe la posibilidad de que esté ocurriendo algo que disminuye la calidad del sueño nocturno.

¿Cómo me hago un estudio del sueño?

Póngase en contacto con nosotros y nuestro equipo lo ayudará a comenzar sus estudios. Según la severidad de sus síntomas lo orientaremos sobre la conducta que deberá seguir. Por lo general sugerimos ver al médico de cabecera en primer lugar. De no ser así, puede ver a un especialista en medicina del sueño. En la Fundación Favaloro atendemos tanto a gente derivada por sus médicos como a las personas que desean realizar la consulta directamente.

¿Tengo que ver a mi médico primero?

En todos los casos usted deberá consultar a un médico primero, para traer una orden con las especificaciones del estudio. Sea de su obra social, privado o uno de nuestros especialistas. Algunas obras sociales tienen requisitos, otras no los tienen. Esto depende de los casos. No deje de consultarnos cualquier duda; tal vez ya tengamos la respuesta.

Mi obra social, ¿cubre los estudios del sueño?

En la actualidad la mayoría de las obras sociales y sistemas prepagos en Buenos Aires aceptan los estudios de medicina del sueño, una vez que sus médicos los indiquen criteriosamente. Ante cualquier duda consúltenos.

¿Qué pasa si lo pago en forma privada?

De todos modos necesita del asesoramiento médico. En ese caso deberá tomar un turno en nuestra secretaría para ver a uno de nuestros especialistas de admisión que le indicará lo más conveniente.

Los estudios, ¿llevan toda la noche?

En términos prácticos, sí. Necesitamos hacer el estudio durante 6 a 8 horas desde que se apagan las luces hasta que se prenden. Luego se higienizará y seguirá con su vida habitual. Si debe ir a trabajar se levantará como de costumbre.

¿Y si trabajo de noche?

En casos particulares podrían hacerse estudios durante el día.

¿Cómo se registra el sueño?

El sueño es monitorizado por medio de sensores especiales que se conectan a equipos complejos y sofisticados cuyos datos ingresan a computadoras que estarán en otra habitación diferente a la que usted duerme.

El estudio del sueño y su análisis e interpretación implican un complejo proceso que debe ser llevado a cabo por gente entrenada, que incluye técnicos en polisomnografía que procesan gran cantidad de datos obtenidos durante la noche de sueño.

¿Se puede dormir con todo ese cablerío?

Sí. La mayoría de nuestros pacientes se adaptan enseguida a ellos, tienen sueño a la noche y se quedan dormidos muy rápido. Algunos tardan un poco más, dado que duermen en un lugar extraño con cables y solos, lo cual es una circunstancia rara para ellos, pero de todas formas luego de un rato se duermen. No utilizamos sedantes para que se duerma, su sueño debe ser natural, aunque no se duerma igual que en su casa.

Los estudios, ¿provocan dolor?

No, porque ninguno de los elementos que usamos penetra en la piel, y tampoco raspan. Al usar materiales hipoalergénicos hemos visto muy raros casos de molestias en la piel. En este sentido nuestros técnicos son artesanos que tratan con mucho respeto la piel de los pacientes.

Los técnicos, ¿se quedan despiertos toda la noche?

Sí, pero están ocupados observando en los monitores de las computadoras, los diversos registros del sueño de sus pacientes, en una sala separada de las habitaciones. Si el paciente lo reclama acudirá de inmediato para auxiliarlo ante cualquier necesidad.

¿Hay que dormir en la misma posición toda la noche?

No. Muchos pacientes tienen miedo de que los sensores se aflojen si se mueven al dormir, pero la verdad es que están mejor adheridos que lo que parece. Puede dormir en cualquier posición y moverse como guste.

¿Qué pasa si me tengo que levantar por la noche?

En cada habitación hay un micrófono; si necesita algo puede llamar al técnico y él irá a verlo de inmediato. Si necesita ir al baño, el técnico desconectará por un momento la caja (cabezal) donde están unidos los sensores.

¿Y si no duermo bien esa noche?

Está bien. Aunque no contemos con una gran noche de sueño, habrá suficientes datos para el estudio que necesitamos hacer. Aunque puede ocurrir, en nuestra experiencia esto rara vez es un problema.

¿Cómo son las instalaciones?

Cada habitación es privada y climatizada. Tratamos de darles un toque cálido para que los pacientes “se sientan como en casa”.

El técnico, ¿me dará los resultados por la mañana?

No, porque los registros deben ser estudiados cuidadosamente por un especialista en polisomnografía y después interpretados por un médico especialista en trastornos del sueño. Un técnico responsable nunca dará resultados al día siguiente.

¿A quién se le entregan los resultados?

Cuando los resultados estén listos, le serán entregados a usted en una carpeta que se la deberá llevar al médico que le solicitó el estudio.

¿Quién me explicará los resultados del estudio?

Lo hará el médico que le solicitó el estudio. En algunos casos su médico podrá solicitar una interconsulta con el especialista en sueño quien le dará toda la información que necesite. También, si lo desea, luego del estudio, usted podrá solicitar que uno de nuestros especialistas lo oriente.

¿Puedo irme a trabajar luego del estudio?

Usted se levantará por la mañana, le sacarán los electrodos y sensores y podrá higienizarse como en su casa. Luego estará listo para comenzar el día.

¿Puedo tomar mi medicación habitual?

Sí, salvo que su médico le indique lo contrario. En caso de que usted esté tomando pastillas para dormir no deberá suspenderlas en forma brusca esa noche porque eso puede producirle un insomnio de rebote. Estas medicaciones se suspenden gradualmente las semanas previas al estudio, si fuera necesario.

¿Hay televisión en las habitaciones?

No. En realidad la contraindicamos, ya que perturba el sueño. Sin embargo, si lo desea, podrá leer o escuchar musica hasta que decida irse a dormir.

¿Qué pasa si estoy resfriado esa noche?

Si usted está resfriado no es conveniente que se realice el estudio ya que los sensores que miden la respiración le incomodarán y tomarán información errónea. También se sentirá molesto al no poder respirar bien, porque tiene la nariz tapada. Espere a que se le pase el resfrío para realizar el estudio.

¿Qué pasa si tengo que cancelar mi estudio?

En general tenemos largas listas de espera para realizar los estudios por lo tanto recomendamos avisar 24 horas antes, así beneficiará a otra persona que necesita estudiarse. Luego podrá volver a solicitar un nuevo turno comunicándose telefónicamente con secretaría.

¿Puede alguien pasar la noche conmigo?

No se admiten acompañantes. Usted deberá dormir solo en la habitación. Estará bien cuidado. Sólo deberán estar acompañados los pacientes de hasta 12 años de edad y los discapacitados. No hay problema de que el paciente traiga un osito o una almohada preferida.

¿Deberé usar ropa especial para dormir?

Deberá traer ropa cómoda, un piyama, en lo posible de algodón. Si usted acostumbra dormir desnudo, la noche del estudio deberá hacer una excepción y traer un short o camisa cómoda. No se admite que los pacientes se acuesten sin ropa. Los técnicos deberán, en más de una oportunidad, entrar a su habitación para arreglar o pegar un electrodo que se ha salido y se podría generar una situación de incomodidad.

Jefa de la Unidad de Medicina del Sueño

Dra. Mirta A. Averbuch

Lugar de atención

Anexo SolísSolís 461,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires